TERAPIA DE PAREJA EN BILBAO

Parece fácil entender que la pareja la forman dos personas y por lo tanto cuando algo no va bien las dos partes son las responsables de poner remedio para continuar con una buena relación, tanto si se decide continuar como pareja como si finalmente la pareja se rompe. Sin embargo hay parejas que tienen dificultades para hablar y buscar soluciones por lo que inicialmente estas personas acuden solas a terapia para pedir consejo.

La pregunta que me formulan es la siguiente: ¿Puedo acudir a consulta sin mi pareja, es que no quiere venir? No es lo aconsejable, pero efectivamente si se pueden trabajar cosas de pareja de forma individual, aunque el trabajo terapéutico es más costoso para la persona que acude a terapia.

Problemas frecuentes en la pareja
Son diversos y muy variopintos. Es importante que sepas que no, no necesitamos encajar en una problemática específica para demostrarnos a nosotros mismos e incluso a nuestra familia que si necesitamos apoyo psicológico. Los problemas frecuentes en las parejas que llegan a consulta es simplemente que las cosas no van bien y no saben cómo conseguir una mejoría.
La primera toma de contacto en Psicólogo Bilbao Casco Viejo suele ser de esta forma:
“…Llevo mucho tiempo con ansiedad y las cosas no mejoran y además me dice que el problema lo tengo yo, eso me dice una y otra vez aunque yo creo que no todo es culpa mía, yo no sé qué más puedo hacer, lo he intentado todo..”
¿Cómo saber con quién? ¿Cuál es el mejor psicólogo en Bilbao para mí?
Sí, todos necesitamos referencias para casi todo. Nos tranquiliza pensar que nuestro mejor amigo, el vecino de confianza o un compañero de trabajo ha podido obtener buenos resultados acudiendo a un profesional y esto nos refuerza la idea de confiar en este profesional y pedir ayuda.
Cuando se decide acudir a Psicólogo Bilbao Casco Viejo a menudo me cuentan esto:
“…He buscado muchos psicólogos en Bilbao y no sabía a dónde ir, es un tema delicado y he preferido pedir opiniones a mi entorno y finalmente he decidido probar…”
Todos podríamos estar yendo a un psicólogo, siempre y cuando uno quiera y necesite apoyo emocional en su vida o/y en su pareja. Siempre podrá gestionar de forma adecuada estas emociones y aprenderá a cómo hacerlo acudiendo a un terapeuta especializado en esto. Recuerda que siempre tienes la última palabra y si no te gusta o no encajas con tu terapeuta no dudes en comunicárselo y buscar otro.